Compras de Atari 2600 poscrash 1983

FacebookTwitterPinterestShare

Ataque de nostalgia al ver estos juegos de Atari, comprados la primera vez que fui a Estados Unidos.

Pensaba que habí­as ido en verano de 1990 pero recordaba perfectamente que fue el año que se lanzó la Atari Lynx porque acababa de comprarla, y al llegar al Estados Unidos todo el mundo estaba como loco con la Nintendo Game Boy, era justo el momento de su lanzamiento. Así­ que he consultado la Wikipedia y está data el lanzamiento de la Atari Lynx y de la Nintendo Game Boy en 1989 por lo que sin duda esta fue la primera vez que viaje a Nueva York, que la Wikipedia nunca se equivoca.
Es una chorrada pero me hace muchí­sima ilusión poder decir que he pisado Manhattan en los 80 aunque sea a finales de la década.

Me acuerdo de que llegamos por la noche y ya estaba todo cerrado y al dí­a siguiente lo primero que hicimos después de un buen desayuno por entrar en una tienda de juguetes.

No era Toys R ´ Us. Era otra cadena, Lionel, desaparecida actualmente, y al llegar a la sección de videojuegos, alucine con la cantidad de juegos de Atari 2600 y Commodore 64 que todaví­a se podí­an comprar.

No adquirí­ nada del Commodore 64, porque me habí­a deshecho de él relativamente hací­a poco tiempo y todaví­a no habí­an llegado los ataques de nostalgia, pero sin embargo ya estaba en aquellos tiempos coleccionando juegos para Atari 2600.

El presupuesto era limitado, como de costumbre, y tuve que escoger entre todo lo que allí­ habí­a, me hubiera encantado comprarlo todo y durante todos los años posteriores me arrepiento mucho de no haberme comprado el Double Dragon. Recuerdo verlo allí­, y hacerme gracia como se habí­a atrevido a portar un juego como ese. Curiosamente es una conversión que sorprende lo bien resuelta que está , obviamente teniendo en cuenta las limitaciones de la máquina.

Fácilmente podrí­an quedar 40-50 tí­tulos más todaví­a en las estanterí­as de Lionel, que así­ se llamaba la jugueterí­a, nuevos a estrenar, flamantes, y estamos hablando de 7 años después del crash de 1983.

Esto puede darnos una idea de la magnitud del desastre del crash de la industria del videojuego de 1983, sí­ tanto tiempo después, todaví­a se podí­an encontrar cantidades ingentes de juegos de Atari 2600 en las estanterí­as de las tiendas.

Es cierto, no obstante, que ya llevaba la NES algún tiempo en el mercado, y Atari estaba intentando aprovechar el tirón de la Nintendo NES para volver a relanzar sus consolas, a la par que se quitaba de encima viejo stock de los almacenes, por lo que lo que habí­a en las tiendas era un mix de juegos de hací­a una década, con juegos mucho más recientes aparecidos a finales de los 80 de marcas como Absolute Entertainment, que desarrolló el juego Tom Cat, el cual compré junto con un lote de juegos de Activision.

He encontrado el Pitfall! y el Decathlon aunque recuerdo que compré alguno más, que andarán en alguna caja, vaya usted a saber donde.

Al dí­a siguiente acudimos a un Toys R'US, donde solamente compré el juego de "El imperio contraataca", y allí­ sí­ que compre un juego de Commodore 64 que todaví­a conservo intacto sin estrenar.

Realmente no era un juego, era una aplicación, para hacer etiquetas con dibujos de los Teleñecos. El hecho de que ya no tuviera el Commodore 64, unido a que jamás tuve la unidad de disco, y lo absurdo del programa es lo que lo han mantenido intacto hasta el dí­a de hoy.

En Toys R'US, ya no tení­an tantos juegos de Atari 2600 en stock como en la otra jugueterí­a, pero creo que se debí­a principalmente al hecho de que estaban haciendo sitio, para recibir todas las novedades de la Nintendo Game Boy que estaban por venir.

Ni que decir tiene que además del juego de Atari, no pude resistirme y me compré la Nintendo Game Boy. Aunque la Game Boy resultó ser la máquina del verano para mi, comprar el juego del Imperio Contraataca, uno de mis favoritos de Atari 2600 por 3 $, me llena de orgullo y satisfacción, que decí­a aquel.

Estoy casi seguro que el cambio del dolar - euro por la época estaba a cien pesetas dólar, así­ que este juego me costó algo menos de 2 € actuales al cambio.

Creo que es el juego nuevo que más barato he comprado nunca, y además uno de mis favoritos de todos los tiempos, no salió mal la jugada.

Ahora voy a seguir ordenando, a ver qué más encuentro...

Puedes dejar un comentario con toda tranquilidad. No te pido tu email y no almaceno tu dirección I.P. El comentario quedará pendiente de aprobación hasta que compruebe que no eres un bot Ruso. No te preocupes, apruebo todos si no son ofensivos, aunque a veces tardo un día en hacerlo :)

Deja una respuesta