Los mejores juegos de Commodore 64: Trivial Pursuit

FacebookTwitterShare

Trivial Pursuit es un juego de Domark del año 1986 de 1 a 6 jugadores

«Que grandes disputas surgen por cosas triviales» – ALEXANDER POPE

La versión del juego de ordenador de Trivial Pursuit es una reproducción exacta del juego de mesa original, pero mejorada para hacerlo aún más divertido. Prepárate para que Trivial Pursuit cobre vida en tu ordenador.

El juego de mesa Trivial Pursuit nació en 1981, y fue en 1984 cuando se convirtió en un arrollador éxito de ventas en Estados Unidos, por lo que su conversión a los ordenadores de la época parecía inevitable. Ya había pasado con otros juegos de mesa populares como Cluedo.

Trivial Pursuit es un juego de preguntas y respuestas, en el que los jugadores desplazan sun fichas con forma de queso por el tablero en función al número obtenido en una tirada de dado.

En cada casilla que aterricemos deberemos contestar a una pregunta de las seis categorías que tiene el juego. La categoría es determinada por el color de la casilla donde estemos.

Si el jugador la responde correctamente puede tirar el dado de nuevo. Si la casilla es una de las casillas especiales , obtiene como premio uno de los «quesitos» del color de la casilla, si es que no lo había conseguido anteriormente.

Una vez obtenidas las seis cuñas, el jugador debe intentar llegar lo antes posible al centro, donde responderá a una pregunta que puede ser de cualquier categoría que determinen los otros jugadores.

El juego de ordenador permite que juguemos nosotros o competir con hasta cinco jugadores más.

Si jugamos solos nuestra victoria o derrota al contestar las preguntas depende de nuestra honradez, ya que el sistema de juego no es por elección de respuestas, sino que el programa primero nos formula la pregunta.

Una vez conocida la pregunta, debemos decir la respuesta en voz alta para los otros jugadores, o responder para nosotros mismos. Pulsando el botón de disparo, obtendremos la respuesta correcta. Pulsando de nuevo el botón, deberemos decirle al juego si hemos acertado o no. Evidentemente si jugamos en compañía los otros jugadores son los encargados de vigilar que no hagamos trampa, pero si jugamos solos podemos seleccionar el «SI» y avanzar sin problemas.

Esta versión de ordenador aprovecha las ventajas de la tecnología e incluye funcionalidades que no están presente en la versión de tablero.

Podemos añadir un temporizador que limite el tiempo que tenemos para responder las preguntas. Además incluye un sistema de estadísticas con el que podemos conocer nuestros aciertos y errores durante la partida, desglosado por secciones.

Pero lo más importante, sin duda alguna, es que incluye preguntas con imágenes y sonido. A veces se despliega una pantalla del techo de la sala de preguntas, y aparece una imagen, sobre las que se nos hará una pregunta.

Otras veces, puede sonar una melodía, y tenemos que responder a cuestiones tan difíciles como quien era el autor y la fecha de composición.

El juego tiene un anfitrión llamado TP, que podéis eliminar si así lo deseais en las opciones, pero no os aconsejo hacerlo. El tipo es entrañable.

Como lo descubrí:

Como ya he comentado más arriba, Trivial Pursuit causaba furor entonces. Estaba en todas las jugueterías, e incluso contaba con publicidad en prensa.

En cuanto se anunció por Domark, las ventas estaban aseguradas, pero yo creo que nadie, nadie, esperaba la calidad y mimo con el que el juego iba a ser trasladado a las computadoras domésticas.

De todos los juegos que os he traído hasta ahora, este es un favorito entre favoritos. Pero lo más importante, todavía a día de hoy, me quedo con la boca abierta al jugarlo viendo como metieron tantas cosas en la limitada memoria de nuestros queridos ordenadores de 8-bits.

El sistema de juego es súper dinámico, con un ritmo rápido. Tanto, que para mi no ha sido superado por la gran mayoría de las versiones que han llegado en años posteriores para consolas y ordenador.

Totalmente jugable a día de hoy, aunque algunas preguntas han quedado desfasadas como es lógico. Hace poco escuchaba en el Podcast Retro entre amigos, y José Ckultur decía que tenía como tradición navideña jugar con este juego en Nochebuena o Nochevieja.

En su momento, obtuvo las más altas puntuaciones posibles, casi unánimemente en todas las revistas. Fue juego del mes en la revista Computer & Video Games, nota de 9 en MicroHobby, y así suma y sigue.

En España, Paco Pastor tuvo el acierto de lanzar el juego no sólo totalmente traducido al Español, sino con preguntas localizadas para España. No os sorprendáis si os preguntan por Encarna Sánchez o Perico Delgado.

Y para guinda del pastel, el juego venía con una presentación física exquisita. Dos cintas, en una pequeña caja que era una reproducción a miniatura de la versión de tablero.

Yo me lo compré inmediatamente, y ha sido el juego de Commodore 64 que más horas de diversión me dió en su momento, jugando contra mis amigos.

No conservo la caja original, pero si las cintas originales desde mi adolescencia, aunque he de confesar que llevaba muchos años sin disfrutarlo, y el tenerlo que volver a arrancar para escribir este post ha hecho que merezca la pena el tiempo invertido a escribir estas líneas.

Mis cintas originales del Trivial Pursuit de Commodore 64

Conseguirlo en Español para Commodore está complicadete, aunque justo ahora hay uno en venta en todocoleccion.net por 9€ con caja, pero no es lo normal. Así que os dejo un link al manual de instrucciones, y otro de descarga de la versión Española del juego para el C64 .

El juego carga muy lento. Yo he jugado con el emulado en la Nintendo Wii y la consola RS-97. Para ello he tenido que activar la emulación real de la unidad de disco, de otro modo no cargaba.

En el C64 Mini no ha funcionado. He intentado desactivando la carga rápida pero no ha sido posible. Si sabéis como hacerlo funcionar en el C64 Mini os agradecería que me lo dejaseis escrito en los comentarios.

¿Quieres comprar el c64 mini?

Si lo haces en Amazon a través de este enlace, a ti te cuesta igual, y a mi me dan unos céntimos que me ayudan a pagar el servidor.

Para esta serie de artículos he consultado varias fuentes. Principalmente mi cabeza, y para las imágenes, Lemon y Moby Games

Este post contiene enlaces de afiliación

2 respuesta a “Los mejores juegos de Commodore 64: Trivial Pursuit”

  1. He conseguido que me funcione en la C64 mini, creando un perfil .cjm y quitando la carga rápida en la consola, con las dos cosas juntas funciona perfecto.

    La configuración del .cjm:

    X:pal,accuratedisk,readonly,driveicon
    J:1*:JU,JD,JL,JR,JF,SP,RS,EN,EN,RS,F1,F7,RS
    J:2:JU,JD,JL,JR,JF,JF,RS,SP,SP,RS,F1,F7,RS

Puedes dejar un comentario con toda tranquilidad. No te pido tu email y no almaceno tu dirección I.P. El comentario quedará pendiente de aprobación hasta que compruebe que no eres un bot Ruso. No te preocupes, apruebo todos si no son ofensivos, aunque a veces tardo un día en hacerlo :)

Deja un comentario